Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate abierto del Consejo de Seguridad sobre los Niños y los Conflictos Armados: Presentación del Informe Anual del Secretario General A/69/926-S/2015/409

(Nueva York, 18 de junio de 2015)

Intervención de la Embajadora María Emma Mejía, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas

 

[Señor Dato' Sri Anifah Aman, Ministro de Relaciones Exteriores de Malasia, señor embajador Ramian Bin Ibrahim, Representante Permanente de Malasia ante Naciones Unidas, señor Ban ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, señora Leila Zerrougui, Representante Especial del Secretario General para los Niños y los Conflictos Armados, gracias también a la representante de UNICEF y por supuesto a Eunice Apio, señores Embajadores, oradores,]

En marzo pasado, nos reunimos en este Consejo para discutir las graves violaciones de los derechos humanos que sufren los niños, y se hizo evidente la enorme preocupación debido al deterioro de la situación en muchos lugares del mundo.

Hoy, cuatro meses después, a pesar de los esfuerzos y las intervenciones realizadas por la comunidad internacional, vemos en el Informe del Secretario General la calificacion de la situación como "sin precedentes", lo que nos muestra el enorme desafío que la problemática demanda.

Es en este difícil contexto, señora presidenta, que Colombia que no hace parte del programa del Consejo de Seguridad, es mencionada en el informe, por el prolongado conflicto interno de más de cinco décadas que ha afectado nuestro desarrollo y a nuestra población civil, particularmente a los más vulnerables: nuestra niñez.

Presidenta,

Con coraje el Presidente Juan Manuel Santos y la Nación toda, emprendimos hace casi tres años, la búsqueda de una salida negociada al conflicto, el único en el Hemisferio Americano. Este escenario, le permitió al Gobierno implementar legislación pionera a nivel internacional como La Ley de Victimas y restitución de tierras, el acuerdo conjunto de limpieza y descontaminación de minas anti personal. Así mismo, haber avanzado en tres de los cinco puntos de la agenda, ha conducido a mejorar las condiciones de vida de la población civil. Esta semana, como menciono la Representante Especial, las FARC anunciaron la desvinculación de menores de 15 años de sus filas.

Por esto, mi país expresa su profundo desconcierto frente a la forma cómo en el Informe para 2014 se describe nuestra situación, que no refleja la realidad actual, ni los avances alcanzados.

Señora Presidenta,

Los referentes utilizados para describir la situación de Colombia en el año 2014 no pueden ser los de 1999. En medio de enormes dificultades, mi país ha hecho una apuesta valiente por una negociación de paz que entendemos como el mejor camino para avanzar en la restitución de los derechos de todas las personas afectadas por el conflicto armado, en especial nuestros niños y nuestras niñas.

Hace casi un año, asistí aquí en Naciones Unidas a la Presentación Oficial del documento guía de esta Organización sobre reparación de víctimas, en donde Colombia fue tomada como ejemplo y referente de los esfuerzos puestos en práctica. Allí se reconoció que la implementación de nuestra histórica Ley de Víctimas, ha sido un esfuerzo sin precedentes en una situación de cualquier conflicto armado del mundo.

Estos desarrollos se unen a los resultados de las políticas públicas implementadas por el Gobierno colombiano

Permítame Señor Presidente señalar tan solo dos ejemplos, en primer lugar, Colombia ha tenido un alto volumen de desplazados pero el país ha hecho inmensos esfuerzos para luchar contra este flagelo y su impacto en la niñez. Quiero anotar que en el período correspondiente al informe, nuestro país registró una notoria reducción del 47% en este fenómeno, reducción a la que no se hace ninguna referencia en el informe.

En segundo lugar, la Comisión Intersectorial para la prevención del reclutamiento forzado, que agrupa 27 agencias del Estado, puso en marcha en 2014 acciones de prevención urgente y en protección frente al riesgo de reclutamiento de niños y niñas en más de 200 municipios de Colombia.

Señora Presidenta,

Cuando en febrero de 2014 me dirigí a este Consejo -precisamente sobre el mismo tema-, señalé: "mi tarea es consolidar una relación armónica, estable y de respeto mutuo con el sistema de las Naciones Unidas, gracias a lo cual sea posible mejorar las condiciones en el terreno, de tal manera que ojalá Colombia no sea nunca más parte de este informe".

En ese sentido, señora Zerrougui, Colombia y mí delegación han puesto todo el esfuerzo posible para alcanzar ese objetivo. Hemos abierto los canales de comunicación, hemos promovido reuniones con todas las autoridades pertinentes, nos hemos aproximado a su Oficina con una actitud franca y en ese espíritu le hicimos llegar respetuosamente las consideraciones sustantivas del Estado colombiano a este informe, que esperábamos ver recogidas en el texto final del mismo. Hemos hecho avances significativos en la protección de los menores y sus derechos, y en este empeño, seguiremos trabajando con plena convicción y determinación.

El diálogo y la cooperación son, sin duda, las mejores herramientas con las cuales Naciones Unidas puede trabajar con los países. Por ello hoy me permito reafirmar la total disposición del Estado colombiano de continuar avanzando en este tema, en el marco de una relación respetuosa, basada en el rigor y la objetividad.

Le reitero Presidenta, nuestra voluntad de poner el mayor empeño en beneficio de los niños y las niñas de Colombia y de todo el mundo.

Muchas gracias,

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2015