Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate sobre la Cuestión de la Representación Equitativa y el Aumento de los Miembros del Consejo de Seguridad y Asuntos Relacionados

(Nueva York, 12 de noviembre de 2014)

Intervención del señor Embajador Miguel Camilo Ruiz, Representante Permanente Alterno de Colombia ante las Naciones Unidas

 

Señor Presidente,

Quisiera comenzar, Ministro Kutesa, agradeciendo su llamado para continuar este proceso de negociaciones de forma constructiva. Me uno a las palabras del Embajador Sebastiano Cardi, Coordinador del Grupo Unidos por el Consenso.

Así mismo, quiero agradecer al Embajador Tannin por su dedicación durante los pasados cinco años y dar la bienvenida al Embajador Courtenay Rattray de Jamaica como nuestro nuevo facilitador, procedente de un país latinoamericano y del Caribe. Conociendo sus probadas habilidades diplomáticas, estoy seguro que su aporte y su imparcialidad serán garantía de un proceso transparente.

Como es conocido por todos, el proceso de "Negociaciones Intergubernamentales" ha sido mucho más largo de lo que todos hubiésemos querido, pero no le quita su carácter constructivo en la medida que nos ha permitido participar de un diálogo gracias al cual hemos podido conocer plenamente las posiciones de los diferentes grupos.

En este sentido, mi delegación estima pertinente recalcar que, a lo largo de las diez rondas de negociación que hemos sostenido, ha quedado claro que el involucramiento constructivo de los diferentes grupos y la necesidad de demostrar flexibilidad constituyen las piedras angulares para que el proceso avance y arroje resultados concretos.

Para llegar ahí, y reconociendo las dificultades inherentes a la reforma del Consejo de Seguridad, considero oportuno que exploraremos posibilidades para hacer que este proceso sea más ágil, permitiendo un mejor intercambio de ideas y así poder avanzar.

Todo lo anterior, por supuesto, con respeto y en el marco de las claras disposiciones de la Decisión 62/557. Colombia aboga por la continuación del proceso de negociaciones intergubernamentales sobre la base de los consensos obtenidos en 2009, los cuales se reflejan en las disposiciones de dicha Decisión.

Por lo anterior, quiero aprovechar la oportunidad para invitar a las demás delegaciones y grupos para demostrar flexibilidad y receptividad, y, así, lograr una reforma inclusiva y producto de un consenso democrático.

Debo decir que la inclusividad y el consenso democrático son los dos pilares que representan la posicion de principios de Colombia sobre la reforma arraigada firmemente en la igualdad soberana de los Estados.

Desde la Conferencia de San Francisco cuando esta organización fue establecida y por medio de cada uno de los 25 Jefes de Misión que me han precedido, así como en las siete oportunidades en las que hemos tenido asiento en el Consejo de Seguridad, hemos propendido de forma consistente por un órgano más transparente, representativo y responsable.

Pero, como todos sabemos, el mundo en el que Naciones Unidas surgió en 1945 es muy diferente al actual, e incluso las circunstancias históricas y geopolíticas que rodearon la única reforma posible hasta hoy, 51 años después, no podrían ser más disímiles.

Por ello debemos preguntarnos, ¿son las propuestas que están sobre la mesa de negociaciones el mejor camino para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, con retos como crisis humanitarias sin precedentes, redes criminales transnacionales, terrorismo, al igual que la necesidad de contar con operaciones para el mantenimiento de la paz que evolucionen para que puedan contar con mayor efectividad? ¿Están nuestras discusiones conduciendo a lograr un Consejo de Seguridad ajustado a esas nuevas realidades?

Señor Presidente,

La reforma debe ser integral, transparente, equilibrada y equitativa y debe reflejar las necesidades e intereses de todos los miembros, en particular de los países en vías de desarrollo, los cuales no pueden seguir estando sub-representados en el Consejo de Seguridad.

En este sentido, debemos reconocer que mediante esta reforma se deben crear mayores espacios y oportunidades que garanticen la participación, de todos los Estados en igualdad de condiciones, sin privilegios para unos cuantos.

Señor Presidente,

Para terminar, deseo nuevamente manifestar la voluntad de mi delegación de continuar trabajando en favor de una reforma que le permita a la Organización contar con un Consejo provisto de legitimidad, inclusividad y principios democráticos.

Muchas gracias, señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2014